Etiquetas

,

El hotel Hola Tafalla pone a disposición de sus clientes y empleados un novedoso vehículo creado por LGM estudio de Olite

Luis Gómez y Javier Hernández, presentando el e-Worker.

Luis Gómez y Javier Hernández, presentando el e-Worker. (A. Izko)

En su afán por potenciar el tejido industrial de la Zona Media, al cual se siente especialmente vinculado por su ubicación, el hotel Hola Tafalla ha llegado a un acuerdo “experimental” con la empresa LGM Estudio (Olite ) por el cual dispondrá, durante un plazo estimado de una semana, de un servicio de movilidad eléctrico, totalmente pionero, cuyo objetivo es, por un lado, dar servicio a los clientes que se alojen en el establecimiento y, por otro lado, ayudar a los propios trabajadores del hotel en sus quehaceres diarios.

Según indican los impulsores de esta iniciativa, Luis Gómez (gerente de LGM Estudio) y Javier Hernández (coordinador del hotel Hola Tafalla) este servicio puede llegar a ser realmente “atractivo” para los clientes debido, en parte, a su rápido uso así como a su versatilidad a la hora de realizar tareas cotidianas y desplazamientos por la localidad sin necesidad de utilizar el coche.

El e-Worker, que así es como se llama el triciclo eléctrico, tiene una autonomía que va desde los 20 a los 30 kilómetros y dispone de dos marchas o velocidades que pueden hacer circular al triciclo o bien a 15 kilómetros por hora o bien a 25 kilómetros por hora. “Para circular es necesario un permiso municipal”, apunta Gómez, “y en Tafalla, por ejemplo, las personas que lo usen pueden circular por las aceras y a unos 6 kilómetros por hora, es decir, a la velocidad de un peatón”, subraya su creador. Asimismo, destacar que los usuarios deberán tener más de 14 años para poder montar en el triciclo y que, además, deberán portar un casco y un chaleco reflectante.

Catalogado como artículo recreativo, su creador explica que además de este modelo hay muchos otros a disposición de los clientes que se quieran hacer con un vehículo eléctrico de estas características. “Son modelos basados en plataformas tipo lego que pueden cambiar en función de lo requerido por el cliente. Se puede variar tanto su potencia como su autonomía para optimizarlo según el lugar en el quese vaya a utilizar. Además, se puede combinar con más sectores como la discapacidad, el turismo, los campos de golf, etc” insiste. Tanto es así que la empresa, a pesar de llevar un año operativa, ya ha vendido varios modelos a los operarios del puerto de Santander o a Lacturale. De cara al futuro, Gómez adelanta que posiblemente “en 2013 podamos ver diez unidades en torno al Castillo de Olite” para fomentar el turismo por la localidad.

Desde Hola Tafalla, por su parte, indican que continuarán apoyando todas las iniciativas “relevantes” que surjan en la zona utilizando , para ello, el hotel como muestrario. “Encaja perfectamente en el modelo del hotel que, además de estar enfocado a la empresa, tiene un módulo de gestión dinámico abierto a este tipo de iniciativas novedosas”, señala Hernández.

Fuente: http://www.noticiasdenavarra.com/

Anuncios