Etiquetas

,

Altaffaylla coloca una placa homenaje a Ángel Morrás

Altaffaylla coloca una placa homenaje a Ángel Morrás

La iniciativa ha contado con la colaboración del Patronato de Cultura La casa en la que vivió el agricultor y activista Tafallés, Ángel Morrás, cuenta desde este sábado con una placa-homenaje que resume su biografía.

Se trata de una de las últimas tres placas que la asociación Altaffaylla, en colaboración con el Patronato de Cultura, ha colocado en su empeño por fomentar la cultura de la ciudad.

Dos de las placas señalan lugares (en las calles Concepción y Portal Nuevo) y la tercera se ubica en el número 13 de la calle Mayor, lugar donde vivió Ángel Morrás Navascués y donde se centrará el acto conmemorativo.

Tita Zudaire recordó que su tío abuelo había participado en la iniciativa Liga contra la Blasfemia y a esto apostilló que “si levantase hoy la cabeza y viera cómo está la situación, alguna que otra blasfemia ya se le escaparía”. Asimismo, agradeció a Altaffaylla la iniciativa y el detalle que habían tenido con el hermano de su abuelo.

Según relató Mari Jose Ruiz, miembro de la asociación, Ángel Morrás Navascués fue concejal de la ciudad en varias ocasiones y alcalde en 1903, siempre desde posturas tradicionalistas. Las otras dos placas se colocaron en la primera biblioteca tafallesa, en la calle Concepción; y en el Portal Nuevo, en el lienzo de la muralla.

El acto ha tenido lugar este sábado, 21 de julio, debajo del portal en el que nació Ángel Morrás: calle Mayor, nº13. Hasta allí se han reunido miembros de la asociación, vecinos y familiares de este tafallés. Precisamente Tita Zudaire Morrás, cuyo abuelo materno era hermano de Ángel Morrás, se ha encargado de destapar la placa conmemorativa. Junto a ella, se encontraban sus hijas, Idoia e Itsaso; y su prima, Pilartxo Morrás. Mientras levantaba el folio con su foto que escondía la placa, tres txistularis tocaban el Himno a Navarra.

Angel Morrás Navascués

Ángel Morrás (Tafalla, 4.3.1846 – 6.12.1934) fue un agricultor acomodado.

Cursó estudios primarios en Tafalla y de agrimensor en Olite y se dedicó a las faenas agrícolas.

A partir de 1885 comenzó a ocupar cargos públicos: alcalde (1903), concejal, presidente de la Junta de Abastos, de la Sociedad de Aguas, de la Bodega Cooperativa, de la Junta del Regadío, de la Asociación de Padres de Familia y de entidades como las conferencias de S. Vicente de Paúl. Participó en numerosas iniciativas, como la “Liga contra la Blasfemia” o la “Asociación Católica de Padres de Familia”.

Redactó unas Memorias o Escenas de la vida tafallesa, “para acceder al deseo de los amigos”, entre los que cabe destacar a J. M.ª Azcona*, que fue publicando las entregas, corregidas y anotadas por él, en “La Voz de la Merindad” a lo largo de 1934. El folletón fue editado como libro de 120 páginas, sin pie de imprenta, ni lugar ni año, por Azcona. Las Memorias recuerdan hechos y perfilan figuras entre los años 1821 y 1898. Con alguna frecuencia el texto denota la mano del editor, pero resulta muy útil para conocer la Tafalla del siglo XIX. El libro, en su edición primera, es raro.

Fuente: Ahorazonamedia y Gran Enciclopedia Navarra

Anuncios