Etiquetas

, ,

Olite revivió su esplendor medieval en uno de los fines de semana más calurosos del verano

Cientos de visitantes acudieron a la primera jornada de estas fiestas medievales

Esta cita, que este año cumple su XIX edición, concluyó el domingo de la mano de representaciones históricas, desfiles y bailes.

Representación histórica del recibimiento y jura del príncipe Don Carlos, durante el desarrollo de las fiestas medievales de Olite.

Representación histórica del recibimiento y jura del príncipe Don Carlos, durante el desarrollo de las fiestas medievales de Olite. (A. Izko)

Bajo un sol tan abrasador y asfixiante que a penas dejaba respirar a los allí presentes. Así se vivió ayer en Olite la primera jornada de las XIX Fiestas Medievalesde la localidad, que terminaron de la mano de representaciones históricas, desfiles, bailes y exhibiciones protagonizadas por la Compañía de Arquería de su Majestad y de un espectacular paseo nocturno con antorchas que comenzó a las 21.30 horas.

Los casi 40 grados de temperatura que marcaba el mercurio poco antes de las doce del mediodía no impidieron que centenares de visitantes se acercasen a esta bella localidad para admirar una de las fiestas medievales con más caché de toda Navarra.

Con el magnífico Palacio Real como telón de fondo y las rúas adornadas al detalle con pendones, banderolas y escudos, no es de extrañar que los visitantes se quedasen boquiabiertos al ver la transformación del municipio que, más que una villa moderna del siglo XXI, parecía haberse introducido en el túnel del tiempo y haber retrocedido hasta la Edad Media.

Los actos comenzaron con la apertura del mercado de antaño, que se extiende a lo largo de las calles (rúas) y plazas más céntricas de la localidad, así como con la lectura del pregón desde el balcón del ayuntamiento que anunciaba que “las fiestas medievales de la ciudad de Olite se han de celebrar los días de Santa Clara de Asís, Santa Susana, San Alejandro y San Casiano de Benevento, y bajo la autoridad de sus Majestades Reales. Se hace saber a toda la vecindad, moradores y habitantes de la villa de Olite y a cualesquiera otros extranjeros, por merced del Rey, nuestro señor, esta dicha villa tiene feria y mercado sin carga ni alcalaba alguna, comenzando el undécimo día del mes de agosto hasta el duodécimo día del dicho mes”.

Los vecinos, involucrados

Posteriormente, a mediodía aproximadamente, dio comienzo uno de los actos centrales de la jornada: la representación histórica del recibimiento y jura del príncipe Don Carlos en Olite, un hecho histórico que data del año 1422.

Decenas de olitenses, emperifollados con espectaculares trajes elaborados exclusivamente para la ocasión, recorrieron desfilando el espacio existente entre el Palacio Real y la plaza Carlos III, donde instantes más tarde comenzaría la representación.

Este año en concreto, como en ediciones anteriores, se pudo ver el recibimiento de Carlos III a su hija, Blanca de Navarra, quien iba acompañada, a su vez, tanto por su marido, Don Juan de Aragón, como por el hijo de ambos, el infante Carlos, que fue instituido con el título de Príncipe de Viana. Como el infante apenas tenía dos años, el rey designó a tres tutores, pertenecientes a los tres estamentos existentes, para que firmasen los Fueros en su lugar.

Esta representación, precisamente, describe cómo los tres estados de Navarra, el nobiliario, el eclesiástico y las buenas villas, juran al futuro príncipe como soberano, y él, por su parte, jura fidelidad y respeto a los Fueros de Navarra.

El olitense Delfín Antonio García interpretó al rey Carlos III; Tamara Gaya, por su parte, encarnó a doña Blanca de Navarra; y el infante Carlos estuvo interpretado por el pequeño Javier Ramos.

Coincidiendo con el vigésimo aniversario de las fiestas medievales de Olite, fecha que se conmemorará el año que viene, la organización adelanta que posiblemente se representará la boda del Príncipe de Viana y que se realizará, a su vez, una jura de caballeros.

Como novedad, además, subrayar que la jornada finalizó con una gran cena medieval en el Palacio Real, a la que acudieron los 140 vecinos encargados de representar la obra antes descrita.

Visto en: http://www.noticiasdenavarra.com/

Anuncios