Etiquetas

, ,

Una cámara fotográfica de cuatro ruedas

Una cámara fotográfica de cuatro ruedas

Foto: ahorazonamedia.com

El gallego Iago Eireos ha construido una cámara estenopeica con un vehículo que iba para el desguace

El domingo, 15 de septiembre, una furgoneta con un logotipo llamativo en azules y negros estaba aparcada en el parking de la Ciudad Deportiva de Tafalla. Muchos de los que estuvieran en ese momento en el partido de la Peña Sport tal vez se fijaron en el vehículo por su rotulación pero no llegaron a conocer la sorpresa que residía en su interior: se trataba de una cámara fotográfica gigante con ruedas.

Así es. El gallego Iago Eireos ha convertido una furgoneta que iba para el desguace en una cámara estenopeica. Se trata de un proyecto experimental de fotografía que versa sobre el nomadismo contemporáneo. Con la carretera como hilo conductor, Iago Eireos pretende fotografíar la arquitectura colindante a la red de carreteras que recuerda a una morada a aquellos que tienen su hogar en la lejanía:  “Es una forma de entender las actitudes de la mayoría de la sociedad. Entender lo que significa viajar constantemente a pesar de tener nuestra casa”.

Camara estenopeica. Proyecto on the road

Camara estenopeica. Proyecto on the roadSu proyecto, On the road, combina las dos artes y pasiones del gallego: la pintura y la fotografía.

La intención de este artista es viajar durante tres meses (si el presupuesto del proyecto se lo permite) y parar en aquellos lugares que le inspiren esa morada que está buscando.

Por ello no tiene una ruta preestablecida. Sabe que pasará por Italia y Francia y le gustaría llegar a Los Balcanes pero la carretera, el camino irá haciendo la obra (como Rodin encontraba su obra mientras trabajaba el yeso).

Iago no sabe todavía si entre sus fotografías quedará inmortalizada alguna arquitectura de Navarra. Pero el gallego ha querido hacer una parada al principio de su aventura para ver a su compañera, amiga y artista tafallesa, Leire Olkotz: “Era un parada obligada pero todavía no sé si tomaré alguna foto de aquí. A la vuelta también volveré a para y tal vez vea algo que me guste porque me interesa la zona “, asegura Iago.

Lo que sí tiene claro es el marco, o más bien la firma, que llevarán todas sus fotografías. El objetivo de su macro cámara lo ha colocado detrás del asiento del conductor para que en todas las fotografías, con un tiempo de exposición de 30 minutos, aparezca la luna del coche, los retrovisores y el volante: “Será la firma de las imágenes”, explica Eireos.

Todas las imágenes van a ser emulsionadas por el propio artista  en papel de grabado súper alfa con gelatina de plata de 100×60 cm o sobre mapas de carreteras jugando con la carretera.

Presupuesto de 3.000 euros

Iago Eireos ha estimado que el presupuesto del proyecto es de unos 3.000 euros. Para ello, este gallego se inscribió en la página web de mecenazgo goteo. La financiación a través de este sistema se lleva a cabo en dos rondas. En la primera fase que dura un mes se tiene que conseguir el 50% del presupuesto estimado; si se logra (como ha sido el caso de Iago), se cuenta con otros 40 días para conseguir el resto del dinero. Los interesados tienen en estos momentos (17 de septiembre) otros 30 días para copatrocinar el proyecto.

Además, este artista gallego ha contado con la ayuda de la escuela de automoción de Lugo. Los estudiantes repararon la furgoneta, que iba para el desguace, como una práctica más de clase; y una empresa particular colaboró con la rotulación del vehículo.

El sábado arrancó esta aventura que terminará a finales de año. En junio, Iago expondrá su trabajo en la sala Caleidoscopio de Móstoles coincidiendo con FotoEspaña. Si consigue los 3.000 euros, podrá realizar un catálogo con el que registrar su proyecto y la obra final: “Si no, no habrá catálogo y seguramente haga menos kilómetros con la furgoneta”, apunta Iago.

Leído y más fotos en: http://ahorazonamedia.com/

Anuncios